5 Mascarillas Naturales Caseras

5 Mascarillas Naturales Caseras

Libres de crueldad animal, económicas y súper eficaces, son un encanto. Resignifica la belleza y apuesta por estas mascarillas naturales caseras. Recupera la elasticidad y la luminosidad de tu piel sin someterte a químicos agresivos ni a gastos innecesarios. Puedes alternarlas para lograr diferentes efectos. Eso sí, cuida tus ojos para evitar irritaciones. ¿Qué tal si armas una tarde de spa en casa con amig@s?

Antiinflamatoria de pepino

Los pepinos contienen silicio, que brinda elasticidad a la piel y le proporciona un aspecto rejuvenecido. Además, sella los poros dilatados e incluso ayuda a desinflamar las quemaduras solares. Toma nota de una de las mascarillas naturales caseras más simples y elegantes. Los ingredientes que necesitas son: 1 pepino rallado + 1 cucharadita de jugo de limón + 3 hojas machacadas de menta fresca. Mézclalos y aplícalos en el rostro durante 15-20 minutos. Luego, retiras y enjuagas la piel con agua fresca. Notarás los cambios al instante.

Limpiadora de cúrcuma

Es divina y es la que más puedes usar para restaurar el cutis desde la frente hasta el cuello. Dos veces por semana, todas las semanas y WOW… Pela una banana y haz un puré. Agrégale 1 cucharadita de cúrcuma orgánica y otra de bicarbonato de sodio (exfoliante). Haz una pasta homogénea y espárcela con ayuda de un pincel hasta recubrir bien cara y cuello. Luego de 10 minutos, retírala con agua tibia y seca suavemente la piel. Si optas por no usar el bicarbonato, entonces puedes dejarla actuar por más tiempo (20 minutos).    

Hidratante de avena & banana

Esta es una de las mascarillas naturales caseras que querrás usar si tienes piel seca o propensa al acné. Tritura 1 banana en un bol, agrega 2 cucharaditas de copos de avena y 1 de jugo de limón exprimido. Mezcla los ingredientes y aplica la pasta sobre el rostro, cuello y escote. Asegúrate de que la piel esté limpia. Deja que la mascarilla haga su efecto por unos 15 minutos y remueve. Para que no se te haga un pegote en el cabello, recógelo bien.

Tonificante de linaza

La linaza (semillas de lino molidas) es súper versátil. Estimula la salud intestinal y es un gran sustituto del huevo. Además, es la esencia para una máscara facial muy sencilla de uso semanal. Su riqueza mineral y en omega-3 te asegura un glow sensacional. Su efecto es triple: rejuvenece, exfolia y nutre. En un recipiente, pon 1 cucharada de linaza + 3 cucharadas de agua. Revuelve y deja reposar 15 minutos. Verás que toma una consistencia pegajosa (como la del huevo). Revuelve otra vez y aplica, evitando las zonas sensibles (contorno de ojos y labios). Cuando esté seca, enjuaga con agua tibia e hidrata con tu loción.

Rejuvenecedora de cacao y café

Usa esta mascarilla regenerativa 1 o 2 veces por semana durante 20 minutos. Es deliciosa así que ¡ojo con comértela! ¿Cómo la preparas? Mezclas 1 cucharada de café molido + 1 de cacao en polvo + 1 de avena molida + leche coco. La cantidad de leche de coco debe ser suficiente para lograr una pasta. El café favorece la circulación y el cacao es antiage. Tanto la avena como la leche nutren, suavizan y humectan. 

¡Extra, extra!

Para una exfoliación suave pero intensa, combina unas pizcas de sal marina con unas gotas de aceite de oliva. Masajea el rostro con especial énfasis en las zonas donde la piel esté más engrosada. Hazlo con cuidado para evitar el enrojecimiento por el roce. Luego, enjuaga con agua y listo. Lucirás precios@ en pocos segundos.

¿Y tú qué mascarillas naturales caseras has probado? ¡Cuéntanos!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on pinterest

También Te Podría Interesar:

Ana Kerman

Ana Kerman

Editora & Escritora | ana@vidaverde.co
×
×

Carrito