Abejas y Árboles Encontrarán Abrigo en Esta Ciudad de Costa Rica

Abejas y Árboles Encontrarán Abrigo en Esta Ciudad de Costa Rica

Curridabat ha otorgado a los polinizadores (abejas, colibríes, murciélagos y mariposas) la ciudadanía junto a plantas y árboles nativos. Apodada «Sweet City», Curridabat ha transformado su planificación urbana. El desarrollo urbano ahora refleja la conexión entre los humanos y la vida silvestre. Sweet City le dio la bienvenida a las abejas, plantas y árboles. Allí, serán protegidos y reintroducidos al paisaje urbano.

Biodiversidad en la ciudad

La medida para extender la ciudadanía a los polinizadores (abejas) hace de San José un refugio para la vida silvestre. Claro que además de las abejas hay muchas otras especies contempladas en este proyecto.

polinizadores abejas
Las abejas y otros insectos juegan un papel integral en la promoción de hábitats saludables.

Curridabat es un cantón en la provincia de San José, dentro del Gran Área Metropolitana del Valle Central de Costa Rica. Un total de 1.42 km2 está dedicado a 90 parques de la ciudad y a otras áreas comunales. Esto representa el 8.8% del área total del condado. Y así, entre refugios para árboles y abejas, la alcaldía hizo de la polinización un punto focal para el desarrollo de los espacios verdes de la región:

«El concepto clave en esta nueva visión del desarrollo urbano [es considerar] a los polinizadores como los agentes más eficientes de prosperidad (…) Los polinizadores son consultores del mundo natural, reproductores supremos (…) El plan de convertir cada calle en un corredor biológico y cada vecindario en un ecosistema requería una relación con ellos».

La planificación urbana de Curridabat se ha reinventado en torno a sus habitantes no humanos. Los espacios verdes se tratan como infraestructura con servicios ecosistémicos, aprovechados por el gobierno local y ofrecidos a los residentes. La plantación generalizada de especies nativas subraya una red de espacios verdes y biocorredores en todo el municipio. Están especialmente diseñados para garantizar la prosperidad de los polinizadores como las abejas.

Esta dimensión tiene como objetivo alinear la infraestructura urbana y arquitectura del paisaje con la biodiversidad, y no al revés. Tradicionalmente, la infraestructura ha sido el mecanismo para contener y proporcionar estructura a la naturaleza dentro del territorio urbano. Con desafíos emergentes como el cambio climático, la infraestructura debería hacer que las ciudades sean resistentes y adaptables. Al mismo tiempo deben reducir su huella ecológica. En este contexto, se busca maximizar el valor ecológico de los recursos naturales locales.

Biocorredores = Felicidad

Más verde, más abejas, más variedad de especies. Desde la red de biocorredores de Costa Rica, se remaca que:

“Los biocorredores interurbanos tienen un doble objetivo: crean conectividad ecológica para la biodiversidad, pero también mejoran la infraestructura verde a través de caminos y riberas bordeadas de árboles que están vinculados con las pequeñas áreas boscosas que aún existen en regiones metropolitanas. Mejoran la calidad del aire, la calidad del agua y brindan a las personas espacios para relajarse, divertirse y mejorar su salud.”

Muchos costarricenses están felices de hablar sobre los beneficios de las políticas de esquemas como Sweet City. Su respuesta a los desafíos de traer la naturaleza a la ciudad es parte de un sentimiento nacional más profundo. La separación entre los humanos y la naturaleza parece no estar en el ADN de este pequeño país centroamericano.

Los polinizadores

En todo el mundo, los pesticidas y la agricultura industrial han impactado enormemente a las poblaciones de polinizadores. Los colibríes, las abejas y otros insectos juegan un papel integral en la promoción de hábitats y ecosistemas saludables. De hecho, son en gran parte responsables de la supervivencia del planeta. Las abejas son de las especies más importantes del mundo, según el Earthwatch Institute.

Tres de cada cuatro cultivos de frutas o semillas dependen de los polinizadores. De acuerdo con la FAO, los polinizadores apoyan la producción del 87% de los principales cultivos alimentarios del mundo.

¿Qué opinas de esta iniciativa? ¿Crees que las abejas también pueden encontrar abrigo en otras ciudades? ¡Te leemos!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Total Page Visits: 158
Ana Kerman

Ana Kerman

Editor & Content Creator | [email protected]

También Te Podría Interesar:

×
×

Carrito