Comer más Plantas: Esencial para Salvar nuestro Planeta

Comer más Plantas

El comprehensivo estudio fue publicado en The Journal of Nature, y combinó estadísticas de todos los países para evaluar el impacto global de la producción de alimentos sobre el medio ambiente, concluyendo que es imperativo aumentar el consumo del productos vegetales para salvar el planeta.
Comer más Plantas
De acuerdo a los resultados del análisis más comprehensivo sobre el impacto del sistema alimenticio sobre el medio ambiente, reducciones significantes en el consumo de productos animales son esenciales para evitar un cambio climatológico grave.
En adición, sin cambios a las prácticas de criado de ganado actuales, no será posible alimentar a la población mundial en las siguientes décadas.
El sistema ganadero actual ya posa grandes amenazas al medio ambiente, debido a la emisión de gases de invernadero, la deforestación para el sembrado de cultivos para alimentar al ganado, el uso excesivo de agua, y las zonas muertas en los océanos debido a la contaminación proveniente de las ‘Operaciones Concentradas de Alimentación Animal’ (OCAA).

“Alimentar a una población de 10 billones de personas es posible únicamente si modificamos la forma en la que comemos, y producimos la comida. Hacer el sistema alimenticio más verde, o comernos el planeta: esas son las opciones en el menú”

Johan Rockstörm

Dijo el Profesor Johan Rockstörm en el Instituto de Investigación del Impacto Climatológico en Alemania, quien fue parte del equipo de investigación del estudio.
Los científicos concluyeron que la tendencia global hacia una dieta ‘flexitariana’ es necesaria para mantener el cambio climático por debajo de los 2C. Esto significa una reducción del 75% en el consumo de carne de res, 90% de reducción en el consumo de carne de puerco, 50% menos huevo, triplicando en su lugar el consumo de granos y leguminosas, y cuadriplicando la ingesta de nueces y semillas. Esto reduciría la emisión de gases de invernadero provenientes del ganado en un 50%, apoyando también a mejorar la capacidad para manejar el estiércol.
La dieta flexitariana se basa en los siguientes principios:
  • La mayor parte de la dieta compuesta de vegetales, frutas, legumbres y granos enteros
  • Enfoque en proteínas vegetales vs. animales
  • Incorporar productos animales en moderación y sólo de vez en cuando
  • Consumir las formas menos procesadas posible de los alimentos
  • Limitar azúcar añadida y los dulces
Para más detalles sobre el estudio, puedes encontrar el reporte que The Guardian realizó, aquí (en inglés)
Si necesitabas otra razón para comer más frutas y verduras, ahora sabes que haciéndolo estás literalmente, salvando al planeta.

si Te gustó este artículo, ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest
Share on whatsapp

Platica & Comenta