Cómo Aplicar el Método Marie Kondo a tu Dieta

Lleva el Método Marie Kondo a tu cocina

La consultora japonesa, es ya muy conocida por sus libros y el reciente lanzamiento de su serie en Netflix «Tidying Up«. Desarrolló el famoso método Marie Kondo, que nos invita a ordenar nuestras pertenencias en base a la felicidad que el objeto representa en nuestras vidas.

La onda es guardar lo que enciende una chispa de alegría en nosotros y descartar el resto.
Aunque Kondo no ha utilizado el método a los alimentos, podemos aplicar los mismos principios, enfocándonos en elegir lo que nos hace bien, lo que representa vida, color y salud.

 

¿Por dónde empezar?

 

1. Vacía y Limpia la Nevera (Refrigerador) y las Alacenas

Empieza por vaciar todo el contenido de la alacena y el refrigerador, colocándolo sobre una mesa, o cualquier superficie en donde sea posible visualizar fácilmente cada objeto. Una vez hecho esto, concéntrate en una sección a la vez, y objeto por objeto, identifica la sensación que causa en ti.
De acuerdo al Método Marie Kondo, pregúntate: ¿Te aporta bienestar? ¿Aporta bienestar al planeta? ¿Enciende la chispa de la felicidad? Identifica la comida que te es indiferente, o que no sea alinea con tu concepto de bienestar, dependiendo de tus metas personales, agradece al objeto su servicio, y colócalo en una bolsa, o en cajas, destinadas a ser donadas a personas que se beneficiarán de su uso,
 
 

2. Haz una lista de Compra, centrada en Alimentos Frescos y Nutritivos

Método Marie Kondo
Elige todo aquello que represente vitalidad, colores, y que apoye tu salud, la de los animales y la del planeta. Las opciones son infinitas. Aquí dejamos algunas ideas.
 

a. Frutas y Vegetales

Cuantos más colores, mayor diversidad de nutrientes, más alegría. En este rubro vale todo lo que te resulte rendidor y sea de temporada. Algunos básicos: zanahoria, calabacines (zucchini), brócoli, hojas verdes, ajo, aguacate (palta), cebolla, pimientos, kale (col rizada), espinaca, cítricos, berries, kiwi, papaya, uvas, manzanas y bananas. Contempla tener algunos frutos secos como nueces, almendras y castañas. Tanto la fruta congelada como seca es útil para completar tus batidos y cubrir yogures veganos.
 

b. Granos y Legumbres

Ten a mano al menos dos productos de panadería de grano entero para tus diferentes preparaciones y congélalos en porciones individuales.
Los frijoles (porotos), legumbres y productos de soja son perfectos para combinar con vegetales y lograr un plato ultra nutritivo y completo. Considera las lentejas, avena, tofu, arroz integral estilo yamani y pastas secas libres de huevo.
 

c. Alternativas a los Lácteos

Selecciona una leche vegana sin azúcar agregada para uso general tanto en preparaciones dulces como saladas. Ten en cuenta que podrás usarla en tus infusiones o beberla pura. Hay un amplio abanico de leches de origen vegetal. La leche de soja es sublime por su aporte proteico. Para darle un sabor especial al café, cuentas con opciones saborizadas: chocolate, almendras y coco son algunos ejemplos. También puedes encontrar quesos veganos, y mantequilla. 
 

d. Grasas Saludables

Son sustanciales para enriquecer tu alimentación. Busca ampliar tu espectro y contar con varios productos. Así, conseguirás mantener un buen equilibrio entre los aportes de omega 3 y 6. ¿Qué ítems puedes incorporar? Aceitunas, aceites de cocina (coco, girasol, oliva), aguacate, chocolate oscuro, nueces, semillas y una mantequilla vegana para untar.
 

e. Condimentos & Especias

Condimentos, hierbas y especias son ideales para saborizar tus platos. Puedes leer más sobre cómo utilizarlos y sus multiples beneficios, aquí
 
 

3. Organiza tus Compras

 
Utiliza envases de cristal para tus granos y legumbres, especialmente útiles si compras a granel. Conservarlos en estos envases te ayudará a visualizarlos fácilmente, lo que conducirá a más inspiración en la cocina.
Utiliza cestos para colocar tus especias, los aceitas, la pimienta y la sal, y colócalas cerca de la estufa, para tenerlas a la mano en el momento indicado.
Lava tus frutas y verduras en cuanto llegues del supermercado (es verdad, suena ocioso) pero los beneficios son muchos. Esto te ayudará a comer más frutas, y a ahorrar una cantidad significativa de tiempo a la hora de cocinar, ya que los ingredientes estarán listos para ser usados.
 

4. Encuentra la Chispa de la Alegría Planeando tus Menús

Para esto, Pinterest es de gran utilidad. Busca recetas con ingredientes que tengas en tu cocina, o que enciendan en ti ese sentimiento de alegría, e imprímelas o guárdalas en los «Pinterest Boards». Visualizar las creaciones te ayudará a encender la chispa de la creatividad y por lo mismo motivarte a pasar tiempo en la cocina realizando nuevas e inspiradores creaciones.
 
Así que ya sabes, aunque el método Marie Kondo no es conocido en la cocina, ahora sabemos que también ahí podemos encontrar la chispa de la alegría.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on pinterest

También Te Podría Interesar:

Mariana Prince

Mariana Prince

Creadora & CEO VidaVerde | mariana@vidaverde.co
×
×

Carrito