Descubre la Increíble Vida Emocional de los Peces

Personalidad Bajo el Agua

Descubre la Increíble Vida Emocional de los Peces.
Seguramente sabrás que las emociones no son cualidades exclusivas de los seres humanos. Numerosos estudios han dado cuenta de que la existencia del campo emocional es tan vital para la supervivencia no sólo de las personas sino también de las diversas especies animales.
Hacemos pataletas y compartimos como los chimpancés, formamos familia y grupos, tenemos cortejos fúnebres, guardamos memorias y morimos de amor como los elefantes.

La Complejidad Emocional de los Peces

Pero para ir más profundo, nos sumergimos entre los peces. Y ahí, nos encontramos seres juguetones, vanidosos y buscando enamorar. Así lo resume un reporte que recorre diversos estudios sobre la complejidad emocional de los peces, quienes han sabido dominar la vida acuática por miles de millones de años.
Especialistas en comportamiento animal han dedicado una profusa bibliografía sobre las formas de actuar y adaptarse propias de los animales. Y en ese andar, nos han demostrado que nos parecemos no sólo a tantísimos mamíferos, sino sorprendentemente, también a los peces.
Los peces son hermosos, planifican, son innovadores y también manipuladores. Se deprimen, recuerdan, hacen sus galanteos y rituales de cortejo. ¿Acaso te suena familiar?
Alegría, dolor y miedo son emociones que estos animales conocen muy bien. Incluso, cuando los bichos acuáticos reciben caricias, se calman. De nuevo, ¿resuena en ti? Sí, bajo el mar y en la superficie resonamos con la biodiversidad de este generoso planeta Tierra.

Activismo como Forma de Vida

Personalidades y celebridades de diversos ámbitos, continúan trabajando por un mundo más atento, consciente y sensibilizado con la vida verde. Somos parte de un medio que debemos proteger, pues él nos da todo lo que necesitamos. Nuestro empoderamiento y nuestro andar vegano buscan honrar esta gran virtud.
La vida comenzó en el mar. El agua es fuente de vida, somos 70% agua, el agua se vincula con las emociones. Y nuestro compás emocional siempre se direcciona hacia la compasión con los animalitos.
¡Déjanos tus comentarios!

si Te gustó este artículo, ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest
Share on whatsapp

Platica & Comenta