¿La Soja Es Mala?

¿La soja es mala?

La soja o soya es una planta originaria de Asia y se encuentra en las dietas occidentales modernas como alimento o en forma de aditivo. A lo largo de su historia, se ha cuestionado constantemente: ¿Las soja es mala? Aquí lo aclaramos.

 

Características De La Soja

Es alta en proteínas, y se puede cocinar y comer de varias maneras. Sus frijoles pueden ser verdes, negros, amarillos o blancos. Los verdes (menos maduros) se llaman edamame y suelen cocerse al vapor. Por su parte, la soja amarilla se utiliza para hacer leche de soja, tofu, tempeh, tamari (salsa de soja libre de gluten) y harina para hornear.

Los alimentos de soja han sido reconocidos como fuentes de proteínas de alta calidad y grasas saludables. En los últimos 25 años han sido también investigados rigurosamente por su rol en la prevención y el tratamiento de enfermedades crónicas.

Mucho se dice sobre los efectos de su consumo y hay cierta controversia en torno a los posibles beneficios y riesgos, especialmente cuando se trata de su versión modificada genéticamente. Veamos qué nos aportan las fuentes científicas.

 

 

Beneficios De Los Alimentos De Soja

  • Hay evidencia de que reduce el riesgo de enfermedades coronarias, cáncer de mama y cáncer de próstata. Además, puede afectar favorablemente la función renal, aliviar los síntomas depresivos y mejorar la salud de la piel.  Han de consumirse en forma segura por todos los individuos, excepto aquellos que son alérgicos, lo cual es poco común.
  • Las investigaciones que sugieren que su ingesta puede disminuir ligeramente los niveles de colesterol LDL (“malo”) a la vez que ayuda a mitigar los sofocones durante la menopausia.

 

Desterrando Mitos

Muchos mitos han surgido a causa de estudios realizados en roedores de laboratorio, pero la realidad es que las conclusiones tienen un valor limitado para predecir sus efectos en los humanos, debido a las diferencias anatómicas y fisiológicas entre las ratas de laboratorio y las personas.

  • Mito 1: La soja afemina a los hombres.

Se necesitarían mucho más de 12 porciones diarias para verificar la posibilidad mínima de que ocurriera algún cambio hormonal.

  • Mito 2: La soja causa deficiencia de hierro.

Por el contrario, el hierro que aporta es de buena absorción, sobre todo cuando los vegetales se combinan con vitamina C.    

  • Mito 3: La soja potencia el riesgo de contraer cáncer de mama.

Los ensayos clínicos, tomados de las fuentes arriba citadas, sugieren que las mujeres que consumen cantidades moderadas a lo largo de su vida tienen menor riesgo y este efecto protector puede originarse a partir de la ingesta de soja en la vida temprana.

 

Para Tener En Cuenta

  • Es importante considerar que muchos alimentos de soja occidentalizados incluyen una variedad de ingredientes que no provienen de esta planta. Así que lee las etiquetas y, preferentemente, selecciona los menos procesados. Estos garantizan los mejores nutrientes.  
  • Para evitar los OGM (organismos modificados genéticamente) y la exposición al glifosato, es preferible optar por la opción orgánica. Esta sugerencia no es específica a la soja pues numerosos alimentos incluyen cambios genéticos y/o están expuestos a agrotóxicos. 
  • Si bien hay recomendaciones formales para su ingesta, más allá de los 25g/día de proteína de soja establecida por la FDA para la reducción del colesterol, los estudios clínicos en poblaciones adultas refieren que los beneficios están asociados con aproximadamente 2 a 4 porciones por día.
  • Idealmente, los alimentos de soja se incorporan a la dieta para desplazar a las comidas menos saludables y como parte de una dieta diseñada para reducir el riesgo de enfermedades crónicas. La American Heart Association da el visto bueno como reemplazo de los alimentos altos en proteínas animales, debido a sus beneficios para la salud cardiovascular.
  • El alto contenido de proteínas, junto con un menor contenido de carbohidratos, la caracteriza  una fuente de proteína vegetal única en comparación con otras leguminosas.
  • Más aún, la producción de fuentes de proteínas a partir de plantas es una opción sostenible para reducir la explotación ecológica durante la cría de ganado destinada a la industria de la carne.

Intenta con su versión orgánica y cuéntanos en qué platos la usas.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on pinterest

También Te Podría Interesar:

Ana Kerman

Ana Kerman

Editora & Escritora | ana@vidaverde.co