Cómo Hacer Leche de Almendras

Cómo Hacer Leche de Almendras

¿Quieres incorporar esta fabulosa bebida vegetal? Te contamos cómo hacer leche de almendras paso a paso, sus variantes y sus beneficios.   

Si eres intolerante a los lácteos o simplemente buscas un cambio, esta es tu receta. Es una gran alternativa a la leche de vaca, ideal para darle un gusto especial a tu café y a tus smoothies. Una vez que sabes cómo hacer leche de almendras, la puedes usar en postres, sopas y salsas.

Pasos para su elaboración casera

Si te preguntas cómo hacer leche de almendras, toma nota de estos simples pasos. Es súper fácil de preparar e increíblemente versátil. Ten a mano una licuadora y una tela limpia (o un filtro fino, gasa o bolsa para leches vegetales).

  1. Remoja 1 taza de almendras (100 g) en agua durante 8 a 12 horas o toda la noche.           
  2. Enjuaga las almendras y quítales la piel (opcional).
  3. Colócalas en la licuadora con 3 tazas de agua.
  4. Licúa al máximo durante unos minutos hasta dar con una pasta suave.
  5. Vierte la mezcla sobre el paño o colador de tela y exprime la leche. La pulpa queda en la tela y se puede guardar seca en un frasco para hacer queso, harina o chocolate untable.
  6. Filtra la leche en una botella hermética y llévala al refrigerador. Allí durará unos 3 días porque no tiene aditivos ni conservantes.

Variaciones sobre la receta básica

¿Cómo hacer leche de almendras y darle un gusto especial? Aquí te dejamos algunas variedades:

Propiedades nutricionales

Ahora que sabes cómo hacer leche de almendras, exploremos sus beneficios:

  • Es baja en calorías.
  • No contiene lactosa, colesterol, grasas saturadas ni gluten (apta para celíacos).
  • Te aporta minerales, vitaminas, fibra y energía.
  • Retrasa el envejecimiento celular por sus antioxidantes (vitaminas E y B2). La B2 fortalece uñas, pelo e hidrata la piel.
  • Protege el sistema cardiovascular.
  • Regula la velocidad de absorción de los azúcares.
  • Al igual que los frutos secos, es una buena fuente de calcio.  

Cada 100 gramos, recibes:

  • Proteínas: 4.8 g
  • Fibra alimentaria: 0.8 g
  • Hierro: 5 mg
  • Calcio: 200 mg
  • Fósforo: 220 mg
  • Potasio: 200 mg

Leches vegetales con otras nueces

¿Te gustaría probar otras leches de nueces? Cuentas con varias opciones plant-based. Recuerda que el fruto seco que elijas no debe tener sal. El procedimiento es el mismo, pero cambia el tiempo de remojo:

  • Almendras: 8 a 12 horas
  • Avellanas: 8 horas
  • Macadamias: 8 horas
  • Cacahuetes: 8 horas
  • Piñones: 8 horas
  • Pacanas: 4 a 6 horas
  • Nueces: 4 horas
  • Anacardos/Castañas de cajú: 2 horas
  • Pistachos: no necesitas remojarlos
  • Nueces de Brasil: no necesitas remojarlas

Tip extra: Para rebozar tus comidas, reemplaza el huevo con 2 cucharadas de leche vegetal + 1 cucharada de harina de garbanzos (soja o maíz).  

Ahora que sabes cómo hacer leche de almendras, cuéntanos cómo la tomas y en qué recetas la agregas.

¡Amamos leerte!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on pinterest

También Te Podría Interesar:

Ana Kerman

Ana Kerman

Editora & Escritora | ana@vidaverde.co