Cómo Puedes Ayudar a Las Abejas

Cómo Puedes Ayudar a Las Abejas

Las abejas necesitan nuestra ayuda. Están experimentando una disminución de su población debido a las alteraciones ambientales y al uso de pesticidas. Así, van perdiendo sus hábitats, lo cual hace peligrar nuestro suministro de alimento de cada día y la ecodiversidad planetaria.

Su función y la nuestra

Las abejas polinizan nuestros cultivos, proporcionándonos 1/3 de los alimentos que comemos. Gracias a ellas, las plantas silvestres se reproducen y producen bayas, frutas, semillas y otros alimentos vegetales. Es decir, vegetales que forman la base de la red alimentaria natural. La pérdida de poblaciones de abejas plantea un riesgo significativo en dos frentes. Por un lado, se pone en jaque nuestro sistema agrícola. Por otra parte, representa una gran amenaza para ecosistemas que sustentan a diversos animales salvajes.

La solución a este gran problema puede comenzar con algunas acciones pequeñas que todos podemos implementar con alegría y sencillez. Te invitamos a crear un hábitat amigable para las abejas en tu propio patio o jardín. Además, llenarás de colores y amor los rinconcitos de tierra a los que tienes acceso. 

Veamos qué acciones tomar para ayudar a nuestras queridas abejitas: 

1. Opta por plantas nativas

Las plantas nativas son las especies que se encuentran naturalmente en tu región. Y son las que proporcionan alimento a las abejas y sus larvas: néctar y polen. Las nativas son excelentes para tu jardín, ya que están adaptadas al suelo natural y a las condiciones climáticas. Elige plantas nativas en una variedad de formas y colores para fomentar la diversidad. Generalmente, las abejas encuentran más atractivas a las que son ricas en néctar y con buen aroma. Las hierbas aromáticas más destacadas son las especies como la lavanda y el orégano. Aquí se incluyen también la salvia, cilantro, tomillo, romero, albahaca, menta e hinojo. En cuanto a las flores, se sienten más atraídas hacia los geranios, petunias, amapolas, margaritas, claveles, rosas, girasoles y caléndula. También las coles, habas, cebollín, fresas, frambuesas y moras.



2. Proporciónales agua y alimento

Como los humanos, ellas también necesitan agua. El agua es esencial para que produzcan alimento para sus crías y mantengan su colmena fresca y húmeda. Recoge agua de lluvia en un balde o bandeja. Luego, coloca algunas piedras grandes y estables para brindarles una plataforma segura desde donde beber. ¿Tienes un estanque? Intenta agregar plantas de hojas flotantes, corchos de vino o rocas para darles a una pista de aterrizaje.

3. ¡Alerta químicos!

Según National Geographic, los pesticidas pueden afectar más que las plagas en sí mismas. Las abejas son insectos, por lo que usar insecticidas de amplio espectro en tu césped y jardín las matará. La exposición a los insecticidas es una de las razones por las que muchas poblaciones polinizadoras están disminuyendo. Evita usar fertilizantes y productos químicos como el neonicotinoide pues fulminan su sistema nervioso central. Consulta con tu vivero local si las plantas que compras han sido tratadas con esos productos. Asegúrate de que no haya sido así.

4. Intenta consumir productos orgánicos

Apostar por los productos orgánicos locales tiene sus beneficios. Alientas la producción local, disminuyes tu huella ecológica y ayudas a las abejas. Varios estudios han sugerido que los pesticidas comunes y ampliamente utilizados pueden causar graves daños a sus colonias. E incluso matar a las reinas. Cualquier reducción en el uso de pesticidas es útil, por lo que apoyar a los agricultores orgánicos locales es un gran primer paso.

5. Construye un refugio para ellas

Del total de especies, unas 20.000 a nivel mundial, las más abundantes son las solitarias. ¿Cómo invitarlas a nuestro jardín? Aquí puedes ver cómo hacer un refugio paso a paso. Recuerda que cuanto más colorido sea el entorno, mucho mejor. Las abejas se sienten muy atraídas hacia el color amarillo, blanco, púrpura y azul.

6. Involúcrate y presta apoyo

Aquí, te dejamos enlaces útiles para aprender más sobre el tema y dar una mano:

Si en casa no tienes espacio, siempre puedes buscar algún lugar comunitario, un estudio de yoga, alguna escuela o tu trabajo. ¡Procuremos más plantas florales para nuestras queridas polinizadoras, las alas de la vida y la biodiversidad!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Total Page Visits: 3572
Ana Kerman

Ana Kerman

Editor & Content Creator | ana@vidaverde.co

También Te Podría Interesar:

×
×

Carrito