Dieta Sana Para Un Planeta Sano

Dieta sana para un planeta sano

Nuevos estudios revelan que la elección de alimentos más saludables beneficia al medio ambiente. ¿La clave para lograr el bienestar universal? Una dieta sana para un planeta sano. En oposición, las dietas pobres representan una amenaza para las sociedades y sus entornos. ¿Cuáles son las mejores opciones? Veamos qué nos aportan las más recientes investigaciones.

El estudio de Michael Clark

¿Por qué decimos “dieta sana para un planeta sano”? Porque es la conclusión a la que arriba un estudio de la Universidad de Oxford conducido por Michael Clark, experto en alimentación y sostenibilidad. La investigación examina cómo las elecciones dietéticas afectan la sostenibilidad ambiental y la salud humana en base a modelos globales. El objetivo es explorar estas problemáticas y buscar soluciones saludables para reducir el impacto de las dietas en la sostenibilidad ambiental. El eje es la salud humana y no es coincidencia que vaya unida a la salud de nuestro hogar terrícola.

Las Conclusiones

El análisis evalúa los impactos sobre la salud y el medio ambiente de 15 alimentos comunes en las dietas occidentales. ¿Qué se descubrió? Que las frutas, verduras, frijoles y granos integrales son los mejores para evitar enfermedades, y proteger el clima y los recursos hídricos. Por el contrario, la carne roja y procesada causa más enfermedades y contaminación. El pescado, generalmente planteado como una opción saludable, ostenta una huella ambiental que supera a la dieta plant-based. A su vez, los alimentos ricos en azúcar tienen un bajo impacto en el planeta, pero son perjudiciales para la salud.

Sabemos que hay desnutrición y también tremendas epidemias de obesidad. La alimentación basada en plantas es inteligente. Combate el hambre, aumenta la salud global, preserva los recursos naturales y mejora la crisis climática. Es necesario reducir el consumo de carne para enfrentar la emergencia ambiental

“Elegir una dieta mejor y más sostenible es una de las principales formas en que las personas pueden mejorar su salud y ayudar a proteger el medio ambiente”.

La investigación de Puay

Una dieta rica en frutas, verduras y granos integrales, y baja en productos animales reduce el riesgo de sufrir deterioros cognitivos. Así lo sugiere un nuevo estudio dirigido por Koh Woon Puay (Universidad Nacional de Singapur). Entre 1993 y 1998, Puay y sus colegas entrevistaron a casi 17.000 adultos de 45 a 74 años. Durante esos años, se enfocaron en sus hábitos alimenticios y estilo de vida. Luego, realizaron seguimientos periódicos hasta 2016.

Los resultados

El 14.4% presentaba signos de deterioro cognitivo, excepto por los veganos. Las personas que habían adherido a la alimentación plant-based tenían menos probabilidades de desarrollar un deterioro cognitivo más adelante. En comparación con los carnívoros, los plant-based presentaron hasta un 33% menos de probabilidades de sufrir problemas cognitivos.

“Nuestro estudio sugiere que mantener un patrón dietético [saludable] es importante para prevenir la aparición y el retraso del deterioro cognitivo”, señaló Puay.

Los datos hablan por sí mismos. ¿Quieres saber qué come la gente más longeva y feliz del mundo? Haz clic aquí y recuerda que amamos leerte.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on pinterest

También Te Podría Interesar:

Ana Kerman

Ana Kerman

Editora & Escritora | ana@vidaverde.co
×
×

Carrito