Salva Tu Comida: Unámonos En Contra Del Desperdicio

Salva Tu Comida: Unámonos En Contra Del Desperdicio

Salva Tu Comida: Unámonos En Contra Del Desperdicio

En un mundo donde millones mueren de hambre, el desperdicio de alimentos es abismal. La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) nos alerta y aplica políticas integrales. ¿Qué puedes hacer tú? Salva tu comida con estos sencillos pasos.

Seguridad alimentaria YA

Entre 1/4 y 1/3 de los alimentos producidos anualmente para consumo humano mundial se pierde o desperdicia (!!!!). Casi 1.300 millones de toneladas de alimentos se van por la borda:

  • El 30% de los cereales.
  • Entre el 40 y el 50% de las raíces, frutas, hortalizas y semillas oleaginosas.
  • El 20% de la carne y los lácteos.
  • El 35 % de los pescados. 

La FAO estima que esos alimentos serían suficientes para nutrir a 2.000 millones de personas. América Latina y el Caribe desperdician el 15% de los alimentos disponibles, mientras 47 millones de personas pasan hambre. Aquellos comestibles derrochados permitirían alimentar al 64% de los hambrientos en la región.   

Salva tu comida pues no se trata solamente de un tema financiero, sino también de contaminación ambiental.

Shock planetario

Los alimentos desechados terminan en vertederos donde se pudren y generan metano (el segundo gas de efecto invernadero). Como sabes, los GEI contribuyen con el calentamiento global que hace peligrar la vida en la Tierra.

Tirar comida es avivar las llamas del cambio climático que nos incendia a pasos agigantados. El estado de emergencia nos convoca a todos. Por eso, la integración de acciones individuales y colectivas es clave. Tenemos que trabajar en conjunto porque esto de botar comida impacta en los recursos hídricos.

Las cifras del Instituto de Recursos Mundiales son alarmantes. El 24% de toda el agua utilizada para la agricultura se pierde con el desperdicio de alimentos cada año. ¿Y cuántos litros de agua son? Nada más y nada menos que 170 billones.

Salva tu comida

Contribuye con el desperdicio cero, poniendo en práctica estos tips y salva tu comida:

  1. Planifica tus menús.
  2. Haz las compras con una lista en mano.
  3. Compra sólo lo que sabes que vas a consumir.
  4. Si compras a granel, asegúrate de almacenar todo correctamente.
  5. Papas, tomates, ajos, pepinos y cebollas nunca deben refrigerarse. Déjalos a temperatura ambiente.
  6. Separa los alimentos que producen más gas etileno de los que no lo hacen. Estos son: banana, aguacate, tomate, melón, durazno, pera y cebolla de verdeo. Así, reducirás el deterioro. Lo más sensibles al etileno son: papas, manzanas, verduras de hoja verde, bayas y pimientos.
  7. Ten todos tus víveres a la vista.
  8. Congela lo que está en peligro de descomponerse o haz fermentados y escabeches.
  9. Reutiliza las sobras para armar nuevos platos.
  10. Haz caldo vegetal con los restos vegetales. Saltea las partes superiores, los tallos, las cáscaras y cualquier otro trozo sobrante en un poco de aceite de oliva. Agrega agua y déjalos hervir a fuego lento. Guarda el concentrado que resulte congelado en cubitos de hielo si lo quieres conservar más tiempo. 
  11. Usa cáscaras de frutas cítricas, manzanas y pepinos para saborizar el agua.
  12. ¡Haz tu propia composta!

Tomar consciencia del desperdicio de alimentos en tu hogar es el motor para crear un cambio positivo. Salva tu comida y quítale presión a la Madre Naturaleza. Los cambios mínimos en la forma de comprar, cocinar y consumir los productos ayudarán a reducir tu huella ecológica.

¿Qué otros tips te dan buenos resultados? Cuéntanos. 

Ana Kerman

Editora & Escritora | ana@vidaverde.co

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito