Suiza Vota Eliminar la Ganadería Industrial

Suiza vota por eliminar la ganadería industrial gracias al factor de presión que ejercen sus habitantes al reclamar su prohibición.

Los activistas suizos lograron reunir más de 100.000 firmas, instando al gobierno a prohibir este tipo de explotación ganadera. Y, en consecuencia, los votantes pronto darán su opinión sobre el tema. ¿Lograrán remover de raíz la cría de ganado industrial?

La iniciativa

Los grupos que bregan por los derechos de los animales recientemente presentaron el proyecto ante el Parlamento. El principal objetivo es exigir un referéndum sobre el asunto, pero el impulso para llegar a esta instancia de votación ya tiene más de un año.

Comenzó en junio de 2018 y cuenta con el respaldo de una alianza entre los grupos defensores de los animales, las organizaciones ambientales y el Partido Verde. Estas tres instancias reúnen sus mejores esfuerzos para exponer y debatir dos problemáticas que, hoy más que nunca, deben ser consideradas con absoluta seriedad: el cambio climático y la crueldad animal.

Los partidarios de la prohibición argumentan que la ganadería industrial está vinculada con altos niveles de malestar animal. Meret Schneider, la codirectora de Sentience Politics, el grupo de expertos en derechos de los animales, dijo en un comunicado:

“El 50% de todos los lechones criados en Suiza son sacrificados sin haber visto el cielo (…) Más del 80% de los pollos criados en Suiza nunca se paran en un prado en su vida y alcanzan el peso de matanza cuando solo tienen 30 días».

El impacto de la ganadería industrial

Como era de esperar, los efectos sobre el medio ambiente y el cambio climático también se expusieron a la par que se presentaron las firmas. De acuerdo con Vera Weber, la actual presidenta de la Fundación Franz Weber:

“Para producir las cantidades de productos de origen animal que consumimos, se importan 1.2 toneladas de alimento cada año. En Brasil, hectáreas enteras de bosques tropicales están siendo eliminadas por el fuego para este propósito y los recursos no renovables se destruyen irreversiblemente”.

Nuevamente, la referencia al Amazonas y a su destrucción adrede es ineludible. No se trata entonces de considerar los incendios como episodios aislados, sino como parte de un proceso premeditado, que viene a dar cuenta del impacto negativo que conllevan las formas de producción agrícola-ganaderas en el mundo que habitamos.

 

La Carne como problema mundial 

En el mes en que se celebra la Cumbre sobre Acción Climática (New York, septiembre de 2019), el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) designó a la carne como “el problema más urgente del mundo”. La cría intensiva de animales es cruel y favorece el calentamiento global, así como también contribuye con el hambre y la escasez de agua.

“Nuestro uso de animales como tecnología de producción de alimentos nos ha llevado al borde de la catástrofe (…) La huella de gases de efecto invernadero de la agricultura animal rivaliza con la de todos los automóviles, camiones, autobuses, barcos, aviones y cohetes combinados”. (PNUMA)

¿A quién le corresponde proteger la dignidad de los animales en lo que refiere a la industria? Claramente, los gobiernos son los principales actores sociales a la hora de garantizar el respeto por la vida en todas sus formas y de enfrentar las violaciones sistemáticas perpetradas hacia nuestros queridos amigos.

Suiza vota por eliminar la ganadería industrial, aunque aún no hay fechas establecidas ni victorias cantadas. Pero sí hay un dato muy alentador: más del 30% de la población está reduciendo el consumo de carne y muchas personas ya están transitando la senda vegana.

¿Y a ti cómo te está yendo con la transición al veganismo? Déjanos tus comentarios. Amamos leerte.

si Te gustó este artículo, ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest
Share on whatsapp

Platica & Comenta