Cómo Vivir Sin Plástico

Cómo Vivir Sin Plástico

El quid de la cuestión de cómo vivir sin plástico no es nada complicado. Lo aprendes rápidamente y una vez que sepas más del tema, te graduarás de Yoda. Aconsejar a los demás, compartir ideas y nuevas opciones es siempre muy gratificante. Si te preguntas cómo vivir sin plástico, vas por el buen camino. Poder cuestionar tus hábitos es un gran logro. Así que, recibe nuestros aplausos y apunta estas ideas para iniciar un cambio.  

¿Qué productos contienen plástico?

El primer paso para encontrar alternativas libres de plástico es identificar dónde aparece este material en tu vida cotidiana. Haz una lista de los productos que compras y usas para evaluar cómo vivir sin plástico. Luego, elige los 3 ítems más fáciles de reemplazar y haz un plan para poner manos a la obra.

Únete a comunidades con ideas afines o crea una propia

Encuentra una comunidad local o en línea. Muchas personas llevan estilos de vida libres de plástico. Incluso, tú puedes guiar a otras personas. Recibe apoyo y despeja tus dudas. La ONG @ceroplastico es una fuente inagotable de información y tips de actualidad. Nos acompaña en el proceso de responder a los interrogantes que surgen cuando nos preguntamos cómo vivir sin plástico. ¿Sabías que en Argentina hay un gran grupo Zero Waste? Inténtalo.  

¿Cuál es tu motivación?

Para darle realismo y materialidad a tu propósito, escribe qué te lleva a desearlo. ¿Cómo vivir sin plástico? Bucea en tu anhelo. ¿Cuál es tu motor? Escribe unas líneas y haz que sean visibles. Tienes que poder verlas a menudo para que cumplan su función de recordatorio.

Bolsas reutilizables

Una de las acciones más fáciles de implementar es salir de compras con tu bolsa ecológica. Opta por bolsas de lona u otros materiales reutilizables de larga duración. Siempre llévalas contigo.

Taza de café, botella y cubiertos

Son los objetos que marcan tu día a día. En lugar de usar contenedores de líquidos de un solo uso (de la máquina de café, de la tienda, etc.), ten básicos reusables. Un vaso térmico para mantener tus bebidas a temperatura y un kit de utensilios. Considera un set de cubiertos y un sorbete eco-friendly.  

¿Usas botellas y contenedores reutilizables?

Esto aplica a las bebidas que guardas en la heladera y a los recipientes donde almacenas la comida. ¿Los mejores materiales? Acero inoxidable y vidrio. Aprovecha tus contenedores ecológicos para hacer compras a granel (al por mayor). Todo es cuestión de organizarte.  

Los congelados

Numerosas comidas congeladas vienen en recipientes con plásticos. Córtalas en porciones y reducirás drásticamente tu consumo de plástico. Además, comerás de manera más saludable. ¡Alerta roja! Nunca coloques plástico en el microondas.

Visitando a los agricultores locales

¡Es un re plan! Haces un viajecito en bici, pasas por el mercado, ves los tipos de productos y comparas precios. A menudo, los precios de los mercados son iguales o mejores que en los supermercados. Adquieres productos frescos e incentivas la economía regional. Nadie mejor que un productor local para informarte sobre las bondades de lo que llevas.

Baño + Cocina

¿Cómo vivir sin plástico en casa? Usa jabón en barra en lugar de jabones líquidos y obtén una esponja vegetal. Apuesta por los champús sólidos, un cepillo de dientes de bambú y un dentífrico casero. Al lavar los platos, una esponja de yute será tu mejor aliada. A la hora de fregar, ten a mano un cepillo con cerdas naturales. Para evitar los desperdicios higiénicos femeninos, prueba la copa menstrual. Cada vez más marcas zero waste ofrecen productos respetuosos con el medio. Incluso, hay literatura sobre el tema. ¿Conoces los libros de Beth Terry y Vivir sin Plástico?

Tu huerta y tu delivery

Cultivar tus propios productos puede convertirse en una gran alternativa. También hay empresas que envían productos frescos y orgánicos a tu hogar en envases biodegradables, que resisten muchísimos usos.

Composta los desperdicios de comida

¿Cómo vivir sin plástico? Eliminando la necesidad de usar bolsas de basura. Una vez que comienzas a compostar tus desechos húmedos, ya no necesitas contenedores de basura.

Limpiadores ecológicos

El agua, el vinagre y los aceites esenciales son fantásticos. Si quieres sumar más y mejores productos de limpieza DIY, no te pierdas esta nota. Recuerda que los limpiadores a base de químicos vienen en botellas de plástico y sus ingredientes son bastante nocivos.

Ropa: moda que no pasa de moda

Comprando prendas de segunda mano ahorras dinero y alargas la vida útil de la ropa. El paso siguiente será convertir esas piezas en trapos y paños de limpieza lavables y reutilizables por varios años más. También puedes entregarte a la moda slow. ¡Las fibras biodegradables y naturales son divinas! El cáñamo es un textil natural superlativo y su producción es ecológica. Además, es ultra duradero.

Papel compostable

Numerosos tejidos de un solo uso también llevan fibras plásticas en su trama. Nos referimos a los pañuelos descartables, al papel higiénico, bolsas de basura para perros y pañales: @mamasustentable. Busca nuevas opciones cercanas o accesibles online.

Difunde el mantra “sin plástico”

Cuéntale a tus amigos y familiares sobre los cambios en tu estilo de vida. Participa en eventos de divulgación y limpiezas programadas de espacios públicos. Comparte artículos como este en las redes sociales. Ayuda a recaudar fondos. Hay organizaciones sin fines de lucro, escuelas y grupos comunitarios que necesitan aportes para funcionar. ¡Tu ayuda será enorme!

Ahora sí, descubre las 3 claves del reciclaje y cuéntanos cuáles pones en práctica. ¡Te leemos!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on pinterest

También Te Podría Interesar:

Ana Kerman

Ana Kerman

Editora & Escritora | ana@vidaverde.co
×
×

Carrito