10 Resoluciones De Año Nuevo Para Ayudar Al Planeta

10 Resoluciones De Año Nuevo Para Ayudar Al Planeta

10 Resoluciones de Año Nuevo Para Ayudar Al Planeta

Cada fin es un nuevo comienzo y cada comienzo es un despertar de intenciones a través de la acción. El balance de año nos entusiasma con nuevas decisiones sobre la salud, las relaciones y los proyectos que queremos concretar. ¿Cuáles son tus resoluciones de Año Nuevo para contribuir con nuestro hogar terrícola? Aquí, compartimos contigo algunas ideas súper sencillas y geniales. ¡Toma nota!

Sonríele al mundo plant-based

Marca la diferencia. No importa si no sigues una dieta estrictamente vegetariana o vegana. ¿Una de las mejores resoluciones de Año Nuevo? Unirte al #LunesSinCarne. Esta iniciativa global alienta a las personas a dejar la carne una vez por semana. Toma esta oportunidad y diviértete mientras exploras nuevos sabores.

Compras sostenibles

A la hora de hacer tus compras personalmente u online, tus resoluciones de Año Nuevo pueden ayudar al planeta. El embalaje plástico es muy común, pero solo el 14% se recicla en los EE. UU. Las partículas microplásticas que contaminan los mares ascienden a 51 mil millones (500 veces las estrellas de nuestra galaxia). Por esta razón, es importante abrir el diálogo con las compañías acerca de sus prácticas de empaque.

Elige marcas cruelty-free

Moda, belleza e higiene son las esferas en donde tus resoluciones de Año Nuevo son el cambio en sí mismo. Cada vez más emprendimientos se suman a esta movida. Las marcas libres de crueldad animal nos incitan a llevar prácticas más compasivas. Más info, aquí.

Re-imagina tu relación con las cosas

Haz un recuento. ¿Cuánto de todo lo que consumes es necesario y cuánto es despilfarro? Las resoluciones de Año Nuevo más cool te mueven de la zona de confort, ayudan al planeta y te ponen en modo ahorro. Apuesta por:  

  • objetos de segunda mano.
  • brindar apoyo a las marcas e iniciativas respetuosas con el medio.
  • conservación del agua (cierra el grifo mientras te cepillas los dientes y busca acortar la duración de tus duchas).
  • llevar contigo un set de utensilios reutilizables: taza, botella, cubiertos, sorbete.
  • bolsas reutilizables.
  • compras a granel.
  • home détox (productos de limpieza ecológicos hechos en casa).
  • reducir el uso de la impresora.

Súmate a alguna causa o crea una propia

¿Qué tal si apadrinas a algún santuario de animales? ¿Y si organizas una jornada de limpieza de zonas verdes o playas en tu región? Comprométete con iniciativas de reciclaje e involucra a tus colegas y amigos. Puedes también apoyar a fundaciones y plantar árboles (pide permiso a la alcaldía de tu localidad). En casa, la vida verde comienza con el armado de tu propio jardín vertical y tu huerta. Más oxígeno = espacios más bonitos.  

Elimina el uso de energía «fantasma»

Todos los dispositivos conectados en casa consumen energía aún apagados. Con el tiempo, las pequeñas cargas eléctricas se acumulan. Por lo tanto, asegúrate de desconectar cualquier aparato que no esté en uso o de conectarlo a un adaptador inteligente. ¡Estarás ahorrando hasta el 10% de tus gastos en electricidad!

Compra en los mercados locales

Las compras locales son beneficiosas para el medio ambiente y tu comunidad. Al pensar globalmente y actuar localmente, ayudas a reducir la energía y los recursos de transporte y embalaje. También gozarás de beneficios personales. Al comprar en tiendas locales y mercados de agricultores, accedes a productos más frescos. Contribuyes a la creación de empleos e inviertes dinero en tu lugar de residencia.

Adiós al plástico de un solo uso

Sé valiente. Dile a los supermercados y cafeterías que no quieres empaques innecesarios. Esto nos propone Will McCallum, activista de Greenpeace. También puedes enviar un email a la empresa o twittear una foto del paquete, etiquetando a Greenpeace con el hashtag: #pointlessplastic. Ahorra y lleva una botella de agua y taza de café reutilizables + una bolsa de lona para ir de compras.

Repiensa tu forma de moverte

¿Ejercitar al aire libre? Sí, mil veces sí. ¿Te animas a hacer más carpooling? Reduce la huella de carbono compartiendo vehículos con colegas y vecinos. Otras opciones incluyen usar el transporte público para circular y andar en bici. ¡Pedalea que no es poco! Cuanto más estés en movimiento, mejor para tu cuerpo y para nuestro amable planeta.  

¡A compostar se ha dicho!

Evita tirar las sobras de comida y transfórmalas en abono para tus plantas. Estos residuos terminan en vertederos y se convierten en metano, un poderoso GEI que contribuye al cambio climático. Si no puedes hacer compost, maximiza el uso de los vegetales. ¿Tus manzanas están magulladas? Haz puré de manzana. ¿Las bananas maduraron mucho? Prepara este postre delicioso.

Tus resoluciones de Año Nuevo, sin importar su magnitud, tendrán un impacto positivo en tu comunidad local e inevitablemente en el mundo. ¿Qué tienes en mente para comenzar este año con vigor y buenas vibras?

Ana Kerman

Editora & Escritora | ana@vidaverde.co

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito