Cómo Ahorrar Siendo Vegano

Cómo Ahorrar Siendo Vegano

¿Ser vegano es una elección que cuesta mucho dinero? Falso. Si te preguntas cómo ahorrar siendo vegano, aquí atinamos unas cuantas respuestas. Apostamos por los alimentos más nutritivos, el consumo responsable y la filosofía compasiva. Todo tiende a una reducción masiva de gastos indeseados, sufrimiento animal y medioambiental. Junt@s podemos preservar, conservar y por qué no divertirnos durante el proceso.  

Las proteínas

¿Cómo ahorrar siendo vegano? Es muy simple. Las carnes animales son más costosas para tu bolsillo que las fuentes vegetales de proteína y hierro. ¿De dónde obtener proteínas plant-based? De todas las legumbres: porotos, garbanzos, lentejas, guisantes, soja y cacahuates. Ricas en micronutrientes, te aportan vitamina B1 y numerosos minerales (ácido fólico, calcio hierro). El tofu y el seitán son mega fuentes proteicas.

Los lácteos

En cuanto a los quesos y leches, las opciones veganas son mucho más rendidoras.  Con unos pocos gramos de frutos secos lograrás hacer leches vegetales caseras y diferentes tipos de quesos veganos para darle sabor de tus comidas. Nada se desperdicia. Todo se reutiliza o se recicla.   

Cereales y pseudocereales

Ceres, la mitológica diosa de la agricultura, nos da la pauta de cómo ahorrar siendo vegano. ¿Qué plantas califican como cereales? Principalmente, el arroz en todas sus variedades, la avena, el maíz, la cebada y el centeno. La quinoa es un caso aparte y extraordinariamente excepcional. Se la considera como un pseudocereal junto con el amaranto y el trigo sarraceno. Ninguno de estos 3 tipos contiene gluten y gozan del privilegio de albergar proteínas de gran valor biológico. Además, la quinoa es el único alimento vegetal que provee todos los aminoácidos esenciales, vitaminas y oligoelementos.    

Más alimentos nutritivos y menos procesados

Si se trata de obtener alimentos ricos en nutrientes, cómo ahorrar siendo vegano es otra pregunta que se resuelve con facilidad. La pasta rica en fibras es una excelente opción. A su vez, la avena y las papas también suben tus niveles de energía.

¿Qué decir de las frutas y los vegetales frescos de estación? En primer lugar, cuestan menos que cualquier otro comestible. Si compras los de estación en tu mercado local, estarás ayudando a disminuir la huella carbónica propia de la trazabilidad del producto.

Dile adiós a los alimentos procesados y a las bebidas carbonadas, que drenan tus finanzas y se convierten en gastos hormiga. Es decir, en desembolsos que pasan desapercibidos, pero que hacen a la fuga de tu capital. Además, son perjudiciales para tu salud. De hecho, las personas más longevas del mundo se caracterizan por comer lo que ofrece la tierra. En las zonas azules, los procesados no son una opción. 

La variedad de productos vegetales es más que amplia. Y cuanto más colorido sea tu repertorio, más sustancias nutricias estarás ofreciéndole a tu cuerpo.  

Consumo responsable

A diferencia del consumidor compulsivo, el consumidor responsable sabe muy bien cómo ahorrar siendo vegano:

  • Comprar a granel resulta mucho más económico.
  • Hacer tus propios productos de limpieza ecológicos en casa representa una opción prudente y saludable.
  • Planificar tu menú semanal es grandioso. Con poco, logras mucho. Mira cómo armar tu meal prep sin fallar en el intento. ¡Música, buenas vibras y a cocinar!

En síntesis, no solo estarás ahorrando por el bien de tus finanzas sino también por el bien del planeta y de todos sus habitantes. Le estarás ahorrando sufrimiento a los animales, a las selvas, a las aguas y a los pocos pulmones verdes que quedan en nuestro hogar terrícola.

¿Qué sugerencias te gustaría incluir? Amamos leerte.   

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on pinterest

También Te Podría Interesar:

Ana Kerman

Ana Kerman

Editora & Escritora | ana@vidaverde.co
×
×

Carrito